domingo, 6 de abril de 2008

Consejos para los futuros abogados

Consejos para una excelente preparación como abogado.
Durante la licenciatura debes ser un estudiante con iniciativa. Si has elegido formarte como jurista es porque tu vocación es el Derecho. Tu mayor interés debe girar en torno a una profunda y amplia preparación. La lectura de manuales que complementen tus clases, de libros de prestigiosos juristas, de las últimas novedades legislativas y jurisprudenciales es algo esencial en tu aprendizaje. Esto no sólo te ayudará a ampliar conocimientos, sino que creará un hábito de continua formación que te será muy útil a la hora de ejercer como abogado.
La formación continua no sólo requiere la adquisición de nuevos conocimientos, sino la permanente consolidación de los adquiridos. La mínima prudencia que se exige al abogado obliga a la consulta permanente de las normas, la jurisprudencia y la doctrina, para confirmar la validez jurídica de la solución que se propone.
El jurista no sólo tiene que acertar en sus conclusiones jurídicas, sino que también debe saber identificar y plantear adecuadamente los problemas.
¿Debo limitarme sólo al estudio del Derecho?
Rotundamente no. Es muy importante diversificar conocimientos y aprender otras materias que te resultarán útiles para desempeñar tu trabajo en un futuro.
Por ejemplo, conviene tener un buen conocimiento de inglés, tanto hablado como escrito. En un despacho de abogados que asesora a clientes extranjeros, el inglés es una herramienta de trabajo imprescindible. Sin duda, dominar otros idiomas es una gran ventaja.
Además, una formación básica en economía y/o ciencias empresariales te resultará muy útil. En especial, adquirir buenos conocimientos de contabilidad y finanzas te servirá en un futuro para resolver problemas técnicos que muy probablemente se te plantearán.
Estar familiarizado con las últimas tecnologías y el manejo de aplicaciones informáticas como procesadores de texto, hojas de cálculo, bases de datos e Internet es actualmente tan necesario como saber leer y escribir.
Continúa ampliando tu cultura general y no te olvides de seguir la actualidad económica y política. Para ser un buen abogado hay que conocer bien la sociedad en la que vivimos.

No hay comentarios: